Este lugar tranquilo, soleado en el sureste, que está lleno de arquitectura otomana es un verdadero placer para la gente que está intrigada por la antropología, la arqueología y la historia. Esta zona fue poblada antes de 15,000 años, como lo demuestran las pinturas rupestres que se encuentran en la cueva de Badanj, que los expertos estiman que fueron pintadas en torno a 12.000-16.000 AC. A lo largo de su larga historia, Stolac ha sido siempre una ciudad con una rica cultura. Ninguna otra ciudad en Bosnia y Herzegovina ha dado tantos intelectuales, artistas, poetas y líderes. Mientras, paseando por Stolac y escuchando la rápida corriente de Bregava y el canto de los pájaros no es tan difícil entender qué es lo que inspiró a personalidades notables de Stolac.

DISTANCIA: 30km